IVIC apuesta a la industrialización de sus fórmulas de aceites ozonizados

El aceite ozonizado es un producto generado de la reacción del ozono con los ácidos grasos y otros sustratos contenidos en los aceites vegetales. En condiciones específicas de temperatura, presión y velocidad de flujo se logra la modificación química de este sustrato. ¿Resultados? Un aceite de uso medicinal para un sin número de patologías dermatológicas, aclara la investigadora Ángela Sifontes, profesional del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), uno de los organismos bandera de la segunda edición de la Feria Internacional de Ciencia y Tecnología (FICTEC).

El aceite ozonizado existe hace unos cuarenta años y hay muchas marcas comerciales en el mercado, pero generados a pequeña escala y otros de forma artesanal, por así decirlo, explica Sifontes, quien añade que junto a su equipo de estudio en el IVIC ha analizado estos compuestos, hasta modificar sus propias formulaciones y redefinir una nueva metodología de trabajo que permite escalarlo fielmente a nivel industrial.

Adicionalmente, existe un motor de investigación trabajando con extractos de plantas tropicales, no reportadas en la literatura, para generar nuevos y más activos productos con fines terapéuticos, aocta la investigadora.

Es una reacción de forma controlada”, reitera Sifontes, ya que en ella se pueden generar productos de reacción como intermediarios inestables que suelen ser explosivos. He allí el problema de su procesamiento, así como, mantener la calidad del producto final que siempre se ve afectada.

Dependiendo de las patologías a aplicar existirán modificaciones en las condiciones de reacción y la formulación final del aceite, lo cual lo hace particularmente interesante”.

Junto a su equipo conformado por Andrea Mónaco, Brenda Gutiérrez, Mine Daniela Rengifo y el Laboratorio de Micología (Centro de Microbiología), dirigido por su investigador Héctor Villalobos, Sifontes revela que su meta de cinco años de investigación era poder masificar el aceite ozonizado a bajo costo, lo cual hoy se hace posible gracias a una alianza científico- tecnológica establecida con una empresa privada, Phoenix-Ozono.

También se cuenta con la participación de un experto en el área de polímeros, el doctor Edgar Catarí, investigador que actualmente evalúa las distintas interacciones de los aceites con los empaques y demás materiales poliméricos empleados en su almacenamiento. Son 11 científicos (investigadores y personal adscrito a la investigación) y siete ingenieros los que participan interdisciplinariamente en este desarrollo”.

Los aceites vegetales ozonizados son compuestos que poseen actividad germicida inmuno-estimulante y reparadora de tejidos, razón por lo cual están siendo aplicados a nivel mundial como una nueva estrategia para el tratamiento tópico de varias enfermedades, tales como: infecciones en la piel, pie diabético, papilomatosis, lesiones traumáticas, heridas infectadas, úlceras, escaras, lesiones herpéticas, infecciones por hongos, picaduras de insectos, dermatitis, psoriasis, infecciones vaginales y quemaduras, entre muchas otras”, agrega la doctora Sifontes, quien añade que el aceite de ozono es un coadyuvante en la regeneración de tejidos de piel por quemaduras.

De un litro de aceite vegetal se obtiene 90% de un litro ozonizado, añade la doctora Sifontes, quien para trajinar en su meta halló un aliado crucial en la empresa privada Phoenix Ozono, fundada en Maracay en 2005 y que en 2008 obtuvo un crédito del Fondo Bicentenario para un proyecto de bioseguridad hospitalaria, recuerda el ingeniero Ernesto Artahona, director de esta empresa que en alianza con el IVIC desarrolla una planta modelo para industrializar el aceite ozonizado.

En principio, dice Artahona, el plan piloto abarcaría todo el requerimiento del estado Miranda, hasta expandirse a todo el país. Con la planta diseñada se pueden producir de “modo continuo”, para la región mirandina, mil a tres mil litros diarios, acota.

Esta alianza IVIC-Phoenix estará participando en las ruedas de negocios de FICTEC con este proyecto. Tanto Sifontes como Artahona estiman que es un espacio ideal para enlazarse con emprendedores privados que puedan invertir en este tipo de actividad comercial, que explican no requiere de una elevada inversión económica en moneda venezolana y que precisa solo de 120 metros cuadrados físicos para operar.

Artahona explica que la ventaja decisiva para esta oportunidad de negocios es que Phoenix fabrica sus propios generadores de ozono, que si bien tienen un alto consumo de energía, ello en Venezuela, a diferencia de otros países, representa una ventaja comparativa dado los bajos costos de la electricidad.

El ingeniero Artahona añade que para la instalación de la planta de aceite ozonizado no se necesita de ningún componente importado, es decir, que su instalación es completamente viable en poco tiempo.

Agrega que luego de escalar este producto al país, de forma natural quedarán establecidas las condiciones para la exportación del aceite ozonizado, que es muy demandando en muchísimos países, principalmente del Caribe, señala.

El proceso de instalación es sencillo, aduce Artahona. Necesita una unidad de procesos en el que se almacene el aceite y el agua, además del reactor (diseño original de estos ingenieros venezolanos) y generadores de ozono fabricados en Venezuela. La unidad de servicios alberga los filtros de zeolitas a desarrollar también por el IVIC (tamices moleculares de aluminosilicatos).

Todo hecho en Venezuela”, recalca Artahona, quien además reitera que la alianza IVIC-Phoenix requiere de una tercera sociedad, la cual van a procurar en la FICTEC con la presentación de este producto comercializable a escala nacional e internacional.

El proyecto llega a la segunda edición FICTEC producto del infatigable tesón de la doctora Ángela Sifontes, quien recuerda que hace cuatro años empezó a investigar con un generador de ozono que le había prestado un colega.

Dice que rastreó a los fabricantes y así llegó a Phoenix Ozono, a cuya directiva invitó al IVIC para presentar a su equipo de trabajo y hacer la propuesta de alianza. Así empezó este sueño conjunto que propone una solución trascendental para atender una serie de patologías médicas, cuya presentación comercial contará con el aval del IVIC.

Las empresas o empresarios interesados en asociarse al proyecto pueden entrar en contacto a través de: info@phoenixozono.com y plasmaquimicaynanomateriales@gmail.com.

SPF



Deja un comentario

Faltan...
00
00
00
00